encabezado-revista-2-edicion

La comunicación y el apoyo familiar en el aprendizaje escolar

La comunicación y el apoyo familiar en el aprendizaje escolar

Comunicación familiar

Respecto a la comunicación y el apoyo familiar, Méndez y Cols (2011), encontraron que en las familias de niños con éxito en el aprendizaje escolar, predominaron las relaciones intrafamiliares funcionales, la comunicación positiva, la armonía y la expresión afectiva entre sus miembros, hallando una elevada funcionalidad y baja criticidad en el entorno familiar, aspecto que favorece el desarrollo integral de los hijos, lo cual se hace evidente en los resultados exitosos de estos en el área escolar, escenario donde se da la principal actividad en esta etapa de la vida. 

También se ha encontrado que los estudiantes provenientes de hogares estables, en donde no hay situaciones que conduzcan a conflictos y se da una adecuada comunicación, van mejor en la escuela y aprenden con mayor facilidad (Robledo & García, 2009).

Por otro lado, es importante que la comunicación se oriente hacia el apoyo de los padres frente al proceso escolar. Al parecer, el compromiso y apoyo de los padres en el aprendizaje de sus hijos, solo es mayor cuando los niños se inician en la educación formal en el colegio. Es de esperarse que en este proceso el apoyo familiar sea un factor importante pero que, posiblemente, deje de tener un efecto significativo en el desempeño conforme el niño avance en el sistema escolar y vaya adquiriendo mejores estrategias de autorregulación y de aprendizaje, haciendo muy vulnerable el proceso escolar (Bolaño et al., 2013).

En un estudio realizado por Salazar, López y Romero (2010), se encontró que las prácticas de comunicación negativas, como poco conocimiento de la relación docente-hijo y de este último con sus compañeros de clase, así como el escaso apoyo en las prácticas educativas de los padres, provocan bajo desempeño y/o repitencia escolar.

Por lo tanto, la relación del niño con sus padres es importante, porque afianza el desarrollo intelectual del hijo. Es necesario que los padres y madres busquen fortalecer espacios para el diálogo cotidiano, preguntándoles lo sucedido en la escuela, siempre demostrando afecto. El mantener esta estrategia comunicativa les servirá a los niños como estímulo y motivación para emprender su proceso de desarrollo personal e intelectual (Robledo & García, 2009).

Rocio del Pilar Alford.
Psicóloga Educativa
Colegio Nueva York


REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

Alcalay, L., Milicic, N., & Torretti, A. (2005). Alianza efectiva familia-escuela: Un programa audiovisual para padres. Psykhe, 14(2), 149–161.

Arón, A. M., & Milicic, N. (2004). Clima social escolar y desarrollo personal. Santiago: Editorial Andrés Bello.

Bazán, A., Sánchez, B., & Castañeda, S. (2007). Relación estructural entre apoyo familiar, nivel educativo de los padres, características del maestro y desempeño en lengua escrita. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 12(33), 701–729.

Bolaño, D., Cortina, J., & Vargas, S. (2013). Funcionalidad familiar en niños con dificultades en el aprendizaje escolar en dos instituciones educativas públicas del municipio de Sincelejo. Revisalud Unisucre, 1(1), 3–10.

Bolívar, A. (2006). Familia y escuela: Dos mundos llamados a trabajar en común. Revista de Educación, 339(1), 119–146.

Brunner, J., & Elacqua, G. (2003). Factores que inciden en una educación efectiva. La Educación En Chile Hoy, 45–54.

Cornejo, R., & Redondo, J. (2007). Variables y factores asociados al aprendizaje escolar. Una discusión desde la investigación actual. Estudios Pedagógicos, 33(2), 155–175.

Espitia, R., & Montes, M. (2009). Influencia de la familia en el proceso educativo de los menores del barrio costa azul de Sincelejo (Colombia). Investigación Y Desarrollo, 17(1), 84–105.

Deja un comentario